jueves, 23 de junio de 2011

RITUAL NOCHE DE SAN JUAN


RITUAL PARA EFECTUAR EN LA

HOGUERA DE SAN JUAN


Día 23 de Junio por la noche a las 12 horas

(00:00 horas del día 24 de Junio)

Prácticas rituales efectivas en esta noche:

Ir vestido de blanco. Hacer hogueras delante de las casas, en las encrucijadas de los caminos o junto al mar, río o pantano. Ponerse coronas de hierbas y flores. Saltar sobre los fuegos. Danzar alrededor de la hoguera. Dar tres vueltas alrededor de la hoguera en el sentido de las agujas del reloj. Quemar un papel pergamino con todo lo que queramos borrar de nuestras vidas escrito en él. Quemar incienso y las siete hierbas de San Juan en la hoguera. Ofrecer al fuego un papel pergamino con las cosas que se quieren conseguir escritas en él. Bañarse desnudo en el mar o en un río. Revolcarse desnudos sobre hierba humedecida con el rocío de esa noche. Ofrecer al mar tres flores blancas, tres frutas y tres monedas doradas. Recibir nueve olas en la orilla de la playa.

Este ritual tiene como objetivo rendir un homenaje al Sol que en ese día tiene un especial protagonismo. Es el día más largo, por consiguiente el poder de las tinieblas tiene su reinado más corto. Con las hogueras se le ayuda al Sol para que no decrezca su energía y mantenga su vigor. Al mismo tiempo, hay un gran portal cósmico donde nos es más accesible conseguir ver realizados nuestros deseos y anhelos.

Propósito: Para deshacerse y liberarse de cualquier persona, situación, adicción, actitudes negativas o casos perniciosas para cada uno de nosotros y que queramos borrar de nuestras vidas, al tiempo de pedir la renovación de nuestras energías en cualquier aspecto con una nueva energía que nos aporte Dinero, Amor, Salud, Trabajo, Fuerza, Poder, Vitalidad y Abundancia durante todo el año

Ingredientes: Nueve clases de madera diferentes para quemar en la hoguera.

Saúco, hinojo, romero y laurel para quemar.

Incienso litúrgico para quemar.

1 Papel pergamino (por persona).

1 Bolsita con las siete hierbas de San Juan.

1 Bolsita de Verbena para ritualizar y guardar.

El ritual debe hacerse por la noche, a partir de las doce de la noche, en la madrugada entre el día 23 y 24 de Junio y antes de la salida del Sol.Se procederá a encender la hoguera con suficiente antelación para que tenga un fuego fuerte a las doce de la noche y se comenzará el ritual situando a los asistentes en círculo alrededor de la a.

El oficiante frente a la misma irá dando las instrucciones precisas a todos los participantes. Una vez situados todos alrededor de la hoguera en círculo, se cogerán de las manos y al oficiante dirá en voz alta y clara:

En el nombre de la Energía, el Amor y la Luz, invocamos a los poderes del Sol, en el momento de su solsticio de verano.

Fuerzas de la Luz, traed sobre nosotros vuestras bendiciones, Y que nuestra vida esté repleta de Salud, Amor, Paz, Prosperidad Abundancia y Protección para nosotros y para aquellos que amamos, en este instante en que se abre a nosotros la Puerta Cósmica de los Hombres.

Os pedimos que iluminéis el camino a esas energías para que lleguen hasta aquí

Fuerzas protectoras de la Luz, haced descender sobre nosotros el poder de vuestra protección, para que nuestros enemigos, físicos o mágicos, no puedan llegar aquí mientras vuestra fuerza esté con nosotros.

Gran Padre-Madre Celestial, Creador, que tu mano se pose sobre nuestras cabezas. Te lo pedimos en nombre del amor y te damos las gracias por ello.

A las fuerzas del Universo, a los poderes del Cielo y al espíritu de Gaia, a los cuatro elementos de la Naturaleza, al Aire, al Agua, al Fuego y a la Tierra; a vosotros os convoco alrededor de esta hoguera para que protejáis a los seres humanos que rodean el fuego. Elementales de la naturaleza: hadas, ondinas, sílfides, follets, gnomos, elfos, salamandras, duendes y demás gente menuda, os convoco, os conjuro y aquí y ahora os llamo a este fuego, hogar de la purificación.

Este es un lugar sagrado de reunión. Haced que sea un escudo contra todo mal. Que pierdan su maléfico influjo todos los hechizos, embrujos, amarres, ligaduras, saladuras y ensalmamientos malignos. Traednos una muralla protectora que preserve y contenga todo el poder que haremos surgir de aquí, por eso lo bendigo y lo consagro en el nombre del Creador.

Señores del Aire, del Agua, del Fuego y de la Tierra, os exhorto, os invoco y os conjuro, con todo el poder de los Antiguos Guardianes para que presencieis este rito y protejais este dominio.

ESTE: A vosotros, Señores de la Luz del Este, morada del Sol Naciente, yo os invoco, os conjuro y os llamo para que nos guardéis y nos traigáis la paz, el amor, la salud, la prosperidad y la abundancia que pedimos en esta noche, de acuerdo con la armonía cósmica.

SUELO: “A ti, espíritu de la Madre Tierra, gran espíritu benefactor de Gaia, te invoco, te conjuro y te llamo. Oh Madre poderosa de todos nosotros, portadora de toda fertilidad. Por la semilla y la raíz. Por el brote y por el tallo. Por la hoja, la flor y el fruto que surgen de tí. Por la vida y el amor, te invocamos para que nos protejas y podamos sentir tu energía y tu amor incondicional”.

FUEGO: “Por la fuerza de la bendición del Creador, a través de los cuatro elementos sustentadores de la rueda de la vida que nos envuelven en estos momentos, consagramos este fuego en el nombre del amor, la armonía y el orden universal para que lleve la luz a los corazones de los hombres y limpie tanto sus almas como sus cuerpos. Te consagramos para que seas instrumento de purificación y paz”.

Después cerrar el círculo mágico hacia el Este pronunciando una frase de bendición:

Los Antiguos Guardianes nos protegen con toda su virtud y toda su fuerza”.

Una vez echa la purificación de este lugar, invocamos a todos los poderes de la luz celeste y a todos los seres elementales del fuego, del agua, del aire y de la tierra, que en esta noche están receptivos a nuestras peticiones, e imploramos la armonía de las fuerzas del cielo y de la tierra para que, juntas, atraigan para nosotros el amor, la salud, la paz, la prosperidad y la abundancia de las que nos sentimos merecedores en esta noche mágica en la que andan sueltos todos los seres elementales de la naturaleza”. Gran Padre-Madre Celeste, que tu mano se pose sobre nuestras cabezas”.

Dentro del Círculo mágico, invocar con voz potente a los cielos:

Preservamos en nuestro corazón a los Antiguos Guardianes y solicito que aparezcan ante nosotros por lo cual les invoco, les convoco, les conjuro y les llamo a nuestra presencia, en este lugar que ahora es sagrado para honrarlos debidamente. Sé que estas son las hierbas y las plantas que son de su agrado. Y entonando esos nombres, con voz fuerte y sincera, en el ciclo de la Luna adecuado para contactar con su esencia, invocamos a Cernunno, Señor de los Animales; invocamos al poderoso Lugh, el Resplandeciente; invocamos al poderoso Dagda, Señor de la Vida y la Muerte, y pedimos hacernos uno con ellos para obtener el conocimiento sagrado de los Antiguos. Y este conocimiento formará parte de nosotros. Y todos los secretos y encantamientos de los Antiguos se desplegarán ante nosotros, tanto en nuestras visiones como en nuestros sueños. Y caminaremos con los dioses y seremos igual que ellos en todos nuestros pensamientos y acciones, y en todo cuanto hagamos, desde este momento en adelante, logrando así que nuestros deseos se manifiesten en el plano físico”.

SE QUEMA LO MALO

SE QUEMA EL INCIENSO Y LAS HIERBAS Y LO BUENO

Seguidamente echaremos sobre el fuego las hierbas del ritual y el incienso litúrgico. Pasados unos instantes, cerraremos los ojos y, en meditación frente al fuego de la hoguera y con el pergamino entre las dos manos, visualizaremos esas fuerzas fluyendo hacia nosotros. Sentiremos su luz y su calor. Su brillo nos atraerá dichas materiales y espirituales, por lo que también formará parte de esta visualización creativa.

A continuación, todos irán pasando por delante de la hoguera donde se quemará el pergamino de cada persona en el que habremos escrito nuestro deseo mas ferviente. Una vez que han pasado todos, el oficiante tomará de nuevo la palabra y dirá:

Poderes de la luz, espíritus libres, Poderes de la Naturaleza que anidáis en el corazón de cada hombre y cada mujer y que impulsáis nuestros pasos a través de la senda espiritual, os pedimos en esta noche en que andan libres todas las fuerzas mágicas de la Naturaleza, que nos ayudéis a abrir las puertas cerradas de nuestros caminos interiores, derribéis las rejas que nos aprisionan y sembréis en nosotros la semilla de la Paz y del Renacimiento”.

Saltaremos tres veces sobre vuestro fuego y en cada una de ellas os pediremos un deseo que esperamos que atendáis. Que así sea y así es. Gracias.

SALTAR LA HOGUERA TRES VECES – VERBENA en mano derecha

TRES VUELTAS EN EL SENTIDO HORARIO

CIERRE: Gracias os damos, Oh poderes de la luz por atender nuestras peticiones y purificar nuestros cuerpos y nuestras almas en esta noche mágica.Que lo que está escrito se cumpla.

Una vez acabado el ritual todos los participantes pueden danzar alrededor del fuego y hacer otros rituales de agua. Quien llevara una bolsita de verbena y la haya ritualizado al saltar la hoguera, recogerá un poco de ceniza de la misma y junto con la verbena la pondrá en un trozo de tela de algodón blanca, la atará con una cinta verde y la colocará detrás de la puerta de entrada de su casa como proteccion·



No hay comentarios:

Publicar un comentario